Tras más de un año de obra paralizada se reactivó la construcción de la Planta Potabilizadora de Río Grande

gobierno-de-tierra-del-fuego-01

Tras más de un año de obra paralizada, por gestiones de la gobernadora Rosana Bertone pudo reactivarse la construcción de la Planta Potabilizadora de Río Grande tras concretarse la transferencia de  $35.859.265,52 pesos por parte del Fideicomiso Austral,  monto que incluye la redeterminación de precios que venía reclamando la empresa.

Esta obra es de una importancia trascendental y prioritaria para los vecinos de Río Grande que desde hace largo tiempo vienen sufriendo reiterados cortes en el servicio de agua potable. La nueva Planta que duplicará la producción de agua (de 1090 m3/h a 3090 m3/h) y garantizará la provisión por las próximas tres décadas, contando con una nueva cisterna de 5000 metros cúbicos de capacidad.

El secretario de Obras y Servicios Públicos de la Provincia, Martín Gessaga, recordó que la construcción de la Planta “estuvo paralizada más de un año con un avance de obra del 60% y fue la gobernadora Rosana Bertone quien hace poco menos de 4 meses, anunció varias medidas de carácter técnicas, administrativas y financieras para reactivar la obra y así resolver los problemas de abastecimiento de agua de Río Grande”.

Actualmente, la obra está en plena ejecución con un avance del 75% y se están desarrollando varios frentes de trabajo que incluyen el hormigonado del módulo de potabilización, la ejecución de los cerramientos de cubierta y muros laterales con colocación de aberturas, “lo cual permitirá continuar trabajando de manera independiente a las condiciones climáticas adversas, como asimismo trabajos concernientes a la toma de agua cruda” señaló el ingeniero Gessaga.

El plazo de finalización está previsto para mediados del 2017.